Agricultura del Futuro

Agricultura del Futuro. Una Aproximación al Proyecto de Granjas Verticales de Interior en 2021

A pesar de la polémica y las dudas que envuelven estos proyectos, tengo claro que la agricultura del futuro estará relacionada con los nuevos modelos de granjas verticales. Desde hace ya casi 10 años, los científicos han mejorado mucho de la tecnología necesaria para llevar a cabo estas instalaciones. Para poner a los lectores al día en 2021, dejo el enlace de una charla TED que tuvo lugar hace poco. En ella, Stuart Oda hace un breve repaso a estas tecnologías y nos detalla las ventajas y también los inconvenientes.

Podéis consultar la transcripción de la charla TED, siguiendo este enlace.

Puedes Seguir mi Cuenta en Instagram 🌼

Si te apetece ver las fotos que voy añadiendo a mi feed de Instagram, puedes hacer click y seguirme.

La Agricultura Vertical Como la Agricultura del Futuro

La agricultura de interiores siempre ha existido en mayor o menor medida y los primeros en aprovecharse de ella fueron los consumidores de mariguana. Con unos fluorescentes y cuatro utensilios podían cultivar maría para consumo propio de forma discreta en cualquier lugar de la casa: un sótano o una habitación libre.

Ahora bien, cuando nos referimos a granjas verticales para la agricultura del futuro estamos haciendo hincapié en un tipo de explotación intensiva, con ánimo de lucro y rentable para su comercialización. Ya sea en mayor o menor escala. Esto presenta grandes retos, pero también cambios en nuestra forma de organizar el sector primario de la economía.

¿Qué Es una Granja Vertical?

Una granja vertical es una instalación que utiliza productos alternativos a las granjas tradicionales para cultivar verduras y hortalizas. El campo se sustituye por estanterías con varias bandejas en forma de pisos. El sol se reemplaza por leds de crecimiento y, en vez de tierra, se suelen utilizar otro tipo de productos como la lana de roca, la perlita etc.

Ventajas de las Granjas Verticales

Existen muchas e importantes ventajas si utilizamos este tipo de infraestructuras. La primera de ellas es el espacio que desocupamos para cultivos terrestres mientras multiplicamos la superficie de producción de hortalizas y verduras. Esto hace a la agricultura vertical no solo más eficiente, sino también mucho más ecológica. Además, y no por ello menos importante, nos permitirá disponer de una producción constante, no sujeta a la temporalidad ni a los efectos adversos del clima.

En segundo lugar, las granjas verticales son mucho más sostenibles y limpias para el planeta. Sin olvidar que su consumo de agua está mucho más optimizado que un cultivo tradicional. Nos permite acercar la producción de verduras a la ciudad y evitar así los gastos de transporte derivados. Ya sea para mover trabajadores a la granja o para distribuir el producto por cientos de lugares. La agricultura del futuro estará instalada en nuestra propia ciudad. Consumiremos vegetales que se cultivan en un polígono industrial, tal vez a escasos metros de nuestro barrio.

Finalmente, el uso de un espacio controlado permite el cultivo libre de pesticidas y plagas que afecten a nuestra comida. Esto no solo la hace más saludable, también más nutritiva y ecológica.

Algunas Desventajas

Por ahora existen dos grandes inconvenientes para crear infraestructuras de granjas verticales. No obstante y a pesar de los debates actuales existentes, en mi opinión no ponen en riesgo la adaptación de estas tecnologías. Para empezar, existe un número limitado de vegetales y verduras que podemos cultivar utilizando estas técnicas. No podemos cultivar frutales, ni todas las verduras y hortalizas disponen de un ciclo de crecimiento rápido que las haga rentables económicamente.

En segundo lugar, está el coste de producción. La agricultura del futuro necesita abaratar todavía más los costes; siendo el consumo energético de luz el temas más acuciante por ahora. Además, está la refrigeración del ambiente para conseguir una temperatura estable, los gastos de alquiler etc. Por lo que he leído, la creación de más cultivos no la hace necesariamente más eficiente. No resulta fácil encontrar un equilibrio entre los costes de producción y capacidad productiva de estas granjas verticales.

Ejemplo de una Granja Vertical en la Ciudad

Adjunto otro vídeo de Youtube donde se puede apreciar con más detalle una infraestructura de granjas verticales que ya está en plena producción y que se dedica a la comercialización de productos frescos. Si os preguntáis como será la agricultura del futuro, esto puede ser una aproximación.

Este proyecto está operativo y podéis visitar su web: https://aerofarms.com/

Si quieres aprender un poco más sobre el cultivo de hortalizas y verduras consulta nuestra sección de huerto urbano.

Conclusión

Las granjas verticales son el futuro de la explotación agraria. Amplían por miles, la superficie de cultivo disponible y son más sostenibles desde el punto de vista medioambiental. ¿Es la agricultura del futuro? Yo estoy convencido de que sí. Quizás con algunas optimizaciones y mejoras, pero no tengo dudas de que en breve muchos emprendedores (si no lo están haciendo ya), empezarán a crear sus propias granjas en los polígonos industriales de las ciudades. ¿No sería bonito ver convertidos esas feas infraestructuras urbanas en algo más ecológico?

No deja de ser irónico de que, gracias a la tecnología, ahora queramos traer el campo a la ciudad. Somos así.

Publicaciones Similares

0 0 votos
Valoración del Artículo
Suscríbete
Notificar a
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios