Cuidados del Ciclamen y su Floración

Los Cuidados del Ciclamen y su Floración

Cuidados del Ciclamen en Maceta

En este artículo hablaremos sobre una planta típica y muy resistente al invierno. Por eso los cuidados del ciclamen estarán siempre unidos a la estación en la que florece. En algunos países al ciclamen se le conoce como «violeta imperial» o «violeta de los andes». Será la mejor y solución más económica para disponer de color en el jardín durante el frío.

El ciclamen es un bulbo, similar a una patata, que se entierra y que nos ofrece flores y hojas. El bulbo, además, es bastante resistente y aunque la planta se marchite en cuanto llegue el calor, volverá a crecer cuando las temperaturas bajen de nuevo el año siguiente. Tal vez no lo haga con la misma fuerza o intensidad y para ello están los distintos abonos, que serán nuestros aliados.

Puedes Seguir mi Cuenta en Instagram 🌼

Si te apetece ver las fotos que voy añadiendo a mi feed de Instagram, puedes hacer click y seguirme.

Podéis leer mucha más información técnica en la Wikipedia.

Cuidados del Ciclamen

Si entendemos que los cuidados del ciclamen son para una planta bulbosa que le gusta el frío, todo adquiere más sentido. No debemos ponerla en el interior de una casa o sufrirá con la calefacción del hogar. Al ser un bulbo cuando llegue una época de calor perderá sus flores y la mayoría de hojas. Eso no es grave, es el ciclo de la vida. El bulbo no ha muerto y los cuidados del ciclamen serán los mismos. Se recuperará la próxima temporada de frío si le ofrecemos el abono adecuado. El ciclamen nos ofrece flores pueden durar hasta 4 meses con el frío.

Nunca juntemos muchos bulbos uno al lado del otro. Deberemos dejar cierto espacio para que la planta pueda crecer y absorber los nutrientes de su zona asignada. Los ciclámenes pueden llegar a crecer hasta 40 centímetros. Se pueden plantar en maceta o trasplantar a jardinera o al suelo y los requerimientos del ciclamen serán los mismos. Tendremos que acertar en la ubicación y el lugar para que se sientan cómodos y florezcan.

Mapa Visual de los Cuidados del Ciclamen

Icono de planta con bulbo
Icono de Sol

¿Cuáles son los cuidados del Ciclamen?

Los cuidados del Ciclamen y su flor

Los cuidados del ciclamen pasan por un riego correcto que mantenga la tierra húmeda, pero no la encharque. Como le gusta el frío, retener la humedad no será un gran problema tanto en maceta como en tierra. La temperatura es otro factor fundamental ya que se trata de una planta de exterior que no tolera temperaturas superiores a 18 grado centígrados. El sol con temperatura elevada será muy nocivo, mientras que el sol del invierno no supondrá ningún problema. La aparición de flores dependerá siempre del correcto abonado de la planta.

👉 Las 5 Reglas del Ciclamen

  • Frío ( ⚠ )Temperaturas de entre 5 y 15 grados centígrados
  • Sol de Invierno, no Sol de Verano
  • Tierra húmeda y no encharcada
  • Abono en otoño cuando empieza el frío y su época de floración
  • Podado regular de las hojas tirando del pedúnculo entero

Sustrato

Para que el ciclamen disponga de una buena salud es necesario disponer de un sustrato que drene bien el agua sobrante. También es preferible un sustrato que favorezca la floración. Cuando veamos que al ciclamen le resulta imposible echar flores, entonces es que ha llegado el momento de trasplantarlo o renovar su tierra.

Para el trasplante puede utilizarse una combinación de tierra universal abonada y perlita. Procederemos a retirar la tierra vieja y le añadiremos el nuevo sustrato. Limpiaremos bien la tierra antigua alrededor del bulbo, pero sin excederse mucho ya que podríamos romper raíces. Al trasplantar, solo deberemos rellenar los huecos para que no queden bolsas de aire. En una semana el ciclamen volverá a estar como nuevo.

Riego y Agua ⚠

El riego supone un punto esencial para los cuidados del ciclamen. De ello dependerá que se mantenga vivo o se pudra o se infecte. La mejor forma de regar un ciclamen es por inmersión. Llenaremos un cubo con agua y dejaremos el ciclamen unos minutos para que la parte inferior absorba bien el líquido. La tierra deberá estar siempre húmeda, pero jamás encharcada. La maceta deberá escurrirse bien y para ello dejando la maceta encima de un plato con piedras debería bastar. Si lo tenemos en tierra antes deberemos asegurarnos de que el sustrato tiene un buen drenaje.

Se puede regar también por debajo de las hojas, solo que no será tan efectivo como hacerlo por inmersión. En cualquier caso debemos evitar que el agua toque las flores. Lo más recomendable es utilizar una regadera de tubo largo que nos permita sortear las hojas.

Ciclamen Mini y sus flores
Variedad de Ciclamen Mini

Sol, Luz y Temperatura

El ciclamen se desenvuelve muy bien en zonas frías con temperaturas no superiores a los 16 o 18 grados. Su límite inferior está alrededor de los cero o -2 grados y las heladas los matan. Al tener buena tolerancia al frío se trata de una planta excelente para el invierno. De ahí que no sea aconsejable colocarlo en interiores. Con el calor las hojas suelen ponerse amarillentas y caer.

Necesita mucha luz, como cualquier planta de exterior. En cuanto a si le puede dar la luz del sol directa, la respuesta no es sencilla. Durante las épocas de calor jamás debe darle el sol directo, porque la planta morirá. En cuanto las temperaturas bajen un poco, el sol no supone un problema. De hecho, si le damos el riego correcto y algo de abono el sol de la mañana les sienta muy bien.

Abonado

El primer abonado debe hacerse cuando empiece a florecer y salgan los capullos. Lo mejor es usar un abono liquido en un regado de arriba hacia abajo (no por inmersión). Durante la temporada de floración se pueden depositar abonos de absorción lenta que vayan supliendo los nutrientes que busca la flor.

Poda y Enfermedades

Al ciclamen le sienta muy bien la poda regular de flores muertas y hojas enfermas. Para arrancar ambas deberemos tirar fuerte para sacar la rama entera o pedúnculo del bulbo. Si dejamos la rama clavada en el bulbo no estaremos ayudando a la planta. No usemos tijeras para poder, arrancando la rama entera será más que suficiente.

Deberemos siempre vigilar el estado de las plantas, ya que son muy susceptibles a enfermedades. Los hongos suelen salir por un exceso de agua al regar. Las plagas como el pulgón se deben tratar con un producto específico para la plaga en concreto.

Consejos de Compra del Ciclamen

Ahora que ya sabemos cómo debemos cuidar un ciclamen, no está demás aplicar esos conocimientos cuando vayamos a comprarlos en nuestro vivero de confianza. Deberemos tener en cuenta 2 máximas sobre esta planta: su disposición en tienda y su estado.

Su Disposición en Tiendas

Algunos viveros cometen el error o la imprudencia de colocar las plantas muy cerca las unas de las otras. Tal disposición no ayuda en para cuidar ciclámenes porque son propensos a los hongos. Cuantas más plantas y más juntas se sitúen más posibilidad de que se acaben infectando o que nos llevemos una infectada a casa. Por ello deberemos ser más cautos y buscar aquellos especímenes que estén separados o estén mejor alineados en las mesas o carros. ¿Qué sucede si la planta no parece tan lozana como el resto?

El Estado de los Ciclámenes en el Vivero

Si alguna planta ha perdido flores o está algo alicaída no debe suponer ningún problema. Debemos recordar que con el correcto mantenimiento del que hemos estado hablando podremos darles los cuidados que necesita y revivirla en una semana. Como es lógico nos gusta comprar y llevarnos las plantas que estén frescas, pero en el caso de esta especie es indiferente. Si las abonamos bien, revivirán.

Variedades del Ciclamen

El ciclamen se suele vender en dos tamaños, normal o mini. Con las nuevas técnicas de cultivo se han logrado flores más grandes y bonitas. La planta normal podrá crecer hasta unos 40 centímetros, pero las versiones mini no superarán los veinticinco. Si vemos un ciclamen mini en tienda debemos entender que no crecerá hasta convertirse en uno más grande, por el contrario, se mantendrá en esa medida y tamaño. Podemos situar los especímenes grandes en la parte trasera de la disposición floral y los pequeños justo en frente para lograr una mejor visibilidad. Los cuidados que necesita un ciclamen mini y uno normal son exactamente los mismos.

Por lo que hace referencia al color, se suelen vender 3 tonalidades en viveros: rosa, roja y blanco. Las rojas logran alcanzar un amplio espectro de tonalidades, desde morados, granates y tonos salmón. Las rosas pueden mostrar tonos más fuertes o pálidos y varían hasta el violáceo. También los hay en formato bicolor, donde la flor adquiere 2 tonalidades diferentes. Suelen ser blancos con puntas de tonalidad rosada, aunque también existen la versiones opuestas de color con punta blanca.

Dudas y Respuestas sobre el Ciclamen

Por si tenéis algunas dudas, os dejamos unas preguntas frecuentes sobre el cuidado de los ciclámenes. Está casi todo respondido en el artículo y es solo un resumen para mayor comodidad del lector.

¿Cómo se riega un ciclamen?

En maceta es mejor hacerlo por inmersión. Se sumerge la maceta en agua durante unos minutos y se deja escurrir. En tierra, deberemos usar la regadera procurando no mojar ni hojas ni flores. No debemos encharcar jamás las raíces.

¿Cómo conservar un ciclamen para el año siguiente?

Se puede mantener el bulbo en tierra siempre que esté situado en un lugar donde el calor no sea intenso. Si el calor es intenso, podemos apartar las macetas y dejarlas en un lugar ventilado y recolocarlas cuando llegue el frío. Otra opción es sacar el bulbo, podarlo, limpiarlo y dejar que se seque. Guardarlo en una bolsa en un lugar seco durante el verano y plantarlo de nuevo en otoño.

¿Cómo hacer que un ciclamen florezca?

Si atendemos bien a sus necesidades, nuestro ciclamen florecerá por sí mismo. Necesita abono líquido al principio de su floración en otoño cuando bajan las temperaturas. En segundo lugar, necesita una tierra con nutrientes así que habrá que trasplantarlo si las hojas no salen con fuerza y no puede sacar flor. En tercer lugar deberemos tener siempre la tierra húmeda, pero jamás encharcada.

Publicaciones Similares

5 2 votos
Valoración del Artículo
Suscríbete
Notificar a
guest
5 Comentarios
Más antiguo
Más Nuevo Más votado
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
trackback
9 meses hace

[…] de Temporada: ciclamen, violetas, callunas […]

trackback
8 meses hace

[…] casa, esta especie podrá vivir tranquilamente con nosotros. A diferencia de otras plantas como el ciclamen, no necesita tanto riego y nos ofrecerá una flor más clásica y con más variedad de […]

trackback
1 mes hace

[…] plantas propensas al oidio son por ejemplo: los ciclámenes y las […]

Lilian Aurora
Lilian Aurora
26 días hace

Hola, Gabriel!
Muchas gracias por la información!
Me han encantado estas plantas y la mía la rescaté de un vivero, estaba muy decaída. Imagino por el calor.
La logré revivir, pero después de unas 2 1/2 semanas, de un día para otro se secó… completamente, incluso sus hojas…
Será posible que viva para este invierno??
Necesito ayuda!!