Cuidados del Olivo en Maceta

Los Cuidados del Olivo en Maceta. La Esencia del Mediterráneo en el Jardín

Si hay un árbol que simboliza la esencia de la cultura mediterránea, sin duda, ese es el olivo. Dibuja los paisajes de nuestra costa y nos ofrece un fruto que esencial para la dieta y la gastronomía. Podemos plantarlo, pero como se trata de un árbol de crecimiento lento, también podemos disfrutar de él en maceta durante varios años. En este artículo me gustaría hablar de los cuidados del olivo en maceta. Son tan sencillos que estoy convencido de que más de un lector se animará a disfrutar de un ejemplar en el jardín.

La rama de olivo es también uno de los símbolos universales de paz, consagrada a Atenea y Minerva las diosas de la sabiduría y de las artes. En la antigüedad (época griega y romana), los ejércitos vencidos portaban ramas de olivo como símbolo de rendición. La coronas de ramas de olivo se ofrecían a los ganadores de los juegos olímpicos. Tal es el grado de simbolismo de este árbol que incluso la ONU incorporó la corona de ramas de olivo en su logotipo como símbolo de la paz. ¿De verdad crees que no hay simbolismo en un olivo plantado en el jardín de casa?

Puedes Seguir mi Cuenta en Instagram 🌼

Si te apetece ver las fotos que voy añadiendo a mi feed de Instagram, puedes hacer click y seguirme.

Cuidados del Olivo en Maceta

Si dispones de espacio y del dinero, un olivo (Olea europaea) será una de las adquisiciones de la que más orgulloso/a estarás. Será la atracción principal del jardín y el foco de mirada de todos los invitados. Lo mejor de todo es que tampoco es imprescindible plantarlo, se puede conservar en maceta. Lo más complejo de los cuidados del olivo en maceta son los trasplantes, por eso le dedico una sección entera más abajo.

Hay que entender que los olivos en maceta crecen mucho menos que los olivos plantados y la maceta no deberá ser muy honda.

Rama Grueso de Olivo en MAceta
Rama gruesa de Olivo en Maceta

Mapa Visual de los Cuidados del Olivo

Icono de Sol
Icono de sol
Sustrato Universal
Icono de árbol

¿Cuáles son los cuidados de un Olivo en Maceta?

Cuidados del Olivo en Maceta

Los cuidados del olivo en maceta son muy básicos: mucho sol y riegos moderados cuando se esté a punto de secar el sustrato. En maceta, evitaremos que el sustrato se seque del todo, mientras que plantado solo deberemos vigilar en las épocas de más calor. Si tenemos intención de comer sus frutos, deberemos utilizar abonos y tratamientos 100% ecológicos.

¿Qué es la Vecería de los Árboles Frutales?

Cuidados del olivo en maceta

Se trata de un fenómeno muy habitual por el que los árboles alternan la producción de frutos. Pudiendo un año dar muchos frutos y al siguiente no dar ninguno. Lo habitual es que tras una temporada de mucha producción de fruta, se pase a una temporada con una producción menor. Aunque le des los mejores cuidados del olivo en maceta, la vecería puede ocurrir.

👉 Las 3 Reglas del Olivo en Maceta

  • Mucho sol directo
  • Evitemos que se seque de todo el sustrato
  • Abonar una vez al año con un producto orgánico

Sustrato

Cualquier sustrato universal será suficiente para los cuidados del olivo en maceta en nuestro jardín. Mientras sea capaz de drenar el exceso de agua y no se encharque, será más que suficiente.

Los olivos se deben trasplantar siempre en primavera o en verano cuando las temperaturas son agradables y el árbol puede enraizarse como le gusta. Al ser un proceso algo delicado y pesado, nos aseguraremos de hacerlo siempre que las raíces empiecen a salir a fuera de la maceta. Este proceso puede variar de entre 2 y 4 años. La nueva maceta no debe excesivamente más grande.

Riego y Agua

Los cuidados del olivo en maceta no son más complicados que cuando está plantado, pero son más específicos. Esto le sucede a muchas plantas de jardín ya que en tierra, sus raíces se hidratan por doquier y se expanden. En maceta, al contrario, dependen en exceso de nosotros para sobrevivir. Además, un buen riego aportará, por norma general, más fruto.

En maceta, el olivo presenta algunas contradicciones. Aunque soporta la sequía, es mejor que no nos despreocupemos y reguemos con cierta regularidad. Evitaremos que el sustrato permanezca seco. Especialmente en verano y en épocas de calor. Regaremos de forma tradicional, mejora durante la mañana o la tarde cuando el calor ha disminuido.

Sol y Luz

Olivo Pequeño en Maceta

El olivo necesita luz de sol directo; cuanta más mejor se sentirá. No cometamos el error de situarlo en un lugar a la sombra, será el olivo quien, con el tiempo, nos dará sombra a nosotros en el jardín.

Resiste heladas y temperaturas inferiores a cero grados centígrados. Así que la temperatura nunca será un problema para los cuidados del olivo en maceta o plantado.

Abonado

El olivo en maceta no es muy exigente en este aspecto, pero no debemos descuidarlo. Si vamos a consumir las olivas deberemos utilizar un fertilizante cien por cien orgánico que sea apto para el consumo humano. Lo mejor es el compost, que podemos adquirir en cualquier tienda de jardinería. Podemos abonarlo una o dos veces al año, bien a la entrada de la primavera y/o entrada del otoño.

Poda y Enfermedades

Los cuidados del olivo en maceta implican una responsabilidad en la poda del árbol. Es decir, que deberemos realizar una poda fuerte preferentemente a finales de enero. El resto del año se han de realizar podas de mantenimiento, eliminando las ramas muertas y las hojas débiles.

Cuando el olivo llega a la altura de un metro se le dejan únicamente 3 ramas principales, que serán las que conformarán la copa. Serán las más altas y el resto de ramas inferiores se podarán para que el tronco crezca fuerte. A partir de ahí, obtendremos un ejemplar siempre único. No hay dos olivos iguales. Si tienes dudas, consulta con un jardinero para realizar esta operación.

A pesar de ser uno de los árboles más resistentes del Mediterráneo, no está exento de plagas que suelen azotarle. Deberemos vigilar durante los primeros años, en que el ejemplar es más joven y más sensible. La cochinilla y las arañas suelen ser las plagas más habituales y debemos recordar que, para eliminarlas, necesitaremos productos 100% ecológicos. De no hacerlo, no podremos consumir las olivas.

El Olivo en Centros de Jardinería

Olivos en Tiendas de Jardinería

En los centros de jardinería importantes tendrán olivos de varios tamaños y de muchos precios. Los habrá jóvenes y más ancianos y grandes. Podremos escoger aquel que más nos guste por su forma y aspecto.

Como vendedor, el olivo es uno de los árboles más frustrantes de vender. Este lamento no proviene de tanto del precio, sino de la complejidad y la logística para transportarlo. A no ser que estemos hablando de un olivo «baby», por pequeño que sea, este árbol adquiere un peso considerable. Estamos hablando de cincuenta y ochenta quilos con facilidad. No solo deberemos transportarlo de pie en un camión o furgoneta, necesitaremos también una carretilla elevadora o un camión con grúa pluma para depositarlo.

Puedo afirmar que he vendido y he visto vender decenas de olivos y el precio del transporte rara vez ha bajado de los ciento cincuenta euros para ejemplares medianos. Incluso he podido comprobar situaciones en las que el transporte resultaba más caro que el ejemplar debido a la complejidad del acceso al jardín o al terreno. Tengamos esto en cuenta, si queremos disfrutar de un olivo adulto en el jardín.

Cuando vayamos adquirir un olivo grande en maceta, debemos tener en cuenta que no podemos tenerlo en un balcón ni dentro de casa. El peso podría poner en peligro la estructura de algunos balcones. Los olivos son árboles de jardín y siempre podemos cubrir o disfrazar la maceta con elementos decorativos.

Trasplantar un Olivo

Algunas aclaraciones antes de trasplantar un olivo a tierra:

  • Los Olivos toleran muy bien los trasplantes. No es una etapa tan crítica como sucede con otras plantas.
  • Esta tarea suele realizarse cuando el ejemplar ha crecido por lo menos un metro y medio. Hasta ese momento, mejor que siga en maceta.
  • Necesitará un lugar soleado
  • Lo haremos justo antes de que empiece la primavera.
  • Las raíces del olivo no son muy agresivas pero tendremos que darle un espacio de 5 metros a la redonda.
Árbol del Olivo. Como trasplantar un olivo

Para trasplantar, deberemos cavar un agujero en función del tamaño de la maceta. Lo mínimo será 1 metro por 1 metro para ejemplares jóvenes. Lo habitual suelen ser 2 metros de ancho por metro y medio de profundidad para el resto de tamaños. Seamos conscientes de que es mucha tierra.

Comprobaremos el drenaje de la tierra del lugar. La única opción es conectar una manguera e intentar rellenar el hueco con agua. Si se diluye a buen ritmo, sabremos que la tierra posee un buen drenaje, de lo contrario deberemos valorar si hay que cavar más hondo y más ancho para añadir una tierra de mejor calidad en el jardín. Aunque sepamos que nuestra tierra tiene un buen drenaje, regaremos igual para humedecer la tierra y favorecer que las raíces empiecen a buscar humedad.

Situaremos el olivo en el centro del agujero y rellenaremos de tierra a su alrededor. El tronco debe situarse a ras de suelo y las raíces no deben quedar demasiado profundas. Esto será clave para los posteriores cuidados del olivo. Aprovecharemos para abonar, añadiendo un 10% de compost y darle los cuidados que requiere este árbol para la temporada.

Es probable que para realizar esta operación sea necesario algún tipo de grúa y/o la ayuda de varias personas. Sobre todo si el ejemplar está bastante crecido. Una vez colocado volveremos a regar. Durante los meses posteriores estaremos atentos a la aparición de plagas.

Publicaciones Similares

5 1 vota
Valoración del Artículo
Suscríbete
Notificar a
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios