Cuidados del Jacinto, un bulbo de gran floración

Las 3 Reglas de los Cuidados del Jacinto, un Bulbo de Gran Floración

Estamos hablando de uno de los bulbos por excelencia (con permiso del tulipán) y que ofrece una de las floraciones más generosas y de gran belleza. Los cuidados del jacinto no son complicados, sobre todo si tenemos experiencia en jardinería. Ahora bien, las plantas bulbosas requieren de cierto grado de atención dependiendo de la fase en la que estén. Así que voy a intentar detallaros en este artículo tanto mi experiencia personal con este bulbo como la teoría general para mantenerlo sanos.

Cuidados del Jacinto

Los bulbos suelen tener dos estados fácilmente reconocibles. En primer lugar tenemos el estado de bulbo per se, en el que la planta solo es una especie de patata o tubérculo. Una vez empiece a desarrollarse, el jacinto echará un tallo leñoso que acabará en una inflorescencia muy generosa y colorida. Este proceso suele darse a principios de primavera y el resto del año el bulbo queda escondido esperando un nuevo ciclo para florecer. Su floración suele ser anual.

Si ofrecemos los correctos cuidados a nuestros jacintos no solo florecerán de forma espectacular, sino que nos ofrecerán un agradable aroma tanto en el jardín como en casa.

Mapa Visual de los Cuidados de los Jacintos

Cuidados de los jacintos

¿Cómo se Cuidan los Jacintos?

Como cuidar jacintos en bulbo

Los bulbos deberán plantarse entre noviembre y diciembre para que florezcan antes del inicio de la primavera. En bulbo, necesitarán humedad constante en el sustrato y un período de frío. Una vez el bulbo esté listo los colocaremos en semisombra o en sombra con mucha luz mientras florezca. Lo mantendremos bien regado. Una vez las flores se pasen, cortaremos los tallos. Si vivimos en un lugar con temperaturas altas sacaremos los bulbos para conservarlos en un lugar más fresco, secos y a oscuras.

¿Cómo se Plantan los Bulbos de Jacinto?

Los bulbos de jacinto se plantan en noviembre, ya sea en suelo o en una maceta. Los plantaremos entre 10 y 15 centímetros de distancia a la superficie. Regaremos constantemente, aunque con poca cantidad para lograr una humedad constante en el sustrato. Los bulbos deberían empezar a florecer en primavera.
También se pueden plantar sobre el sustrato, aunque antes podemos dejar el bulbo en agua unos días para que eche raíz. Esta es la forma más habitual que encontraréis en las tiendas de jardinería. Los bulbos deberían empezar a florecer antes, en enero o febrero. Normalmente se suele colocar antes unos días el bulbo en agua para estimular raíces.

¿Se Puede Cuidar el Jacinto como Planta de Interior?

Si bien no es la mejor forma de cuidarlos, los jacintos podemos cuidarlos en casa. Los colocaremos en un lugar con mucha luz, pero lejos de una fuente de calor. Es muy aconsejable que pasen un poco de frío. Los regaremos para que siempre haya un poco de humedad y seguiremos los consejos ya explicados en este artículo.

👉 Las 3 Reglas del Jacinto

Como cuidar del jacinto
  • Necesitan semisombra, aunque también florecen en sombra
  • Necesitan riegos generosos. No deben pasar sed cuando florecen
  • Abonar cuando sean bulbos jóvenes

Además debemos saber los siguiente:

  • Es una planta de floración breve (2 o 3 semanas)
  • Las flores se marchitan rápido y el proceso se acelera con el calor

Sustrato

Para los correctos cuidados del jacinto no se necesita ningún sustrato especial. Podremos utilizar cualquier universal o incluso sustrato ácido. Deberá retener correctamente la humedad para conservar el bulbo en buenas condiciones.

Riego y Agua

Cuando esté en bulbo plantado hay que diferenciar las etapas:

  • Si plantamos el bulbo en agua para estimular sus raíces, lo colocaremos a la mitad. Siempre con la parte del tallo seca y fuera del agua
  • Una vez estimuladas sus raíces, si lo plantamos encima del sustrato regaremos para que nunca pase sed
  • Si los plantamos directamente en tierra (enterrado 10-15 centímetros), regaremos cada día la cantidad suficiente para que el sustrato esté siempre húmedo, pero sin acumular ningún tipo de encharcamiento.

Existen jarrones de agua y «jacinteras» específicas para cultivarlos de esa forma en casa, tal y como hacen los viveros.

Sol y Luz

En período de crecimiento, los jacintos necesitan oscuridad o sombra. Siempre necesitarán pasar frío durante una temporada. Si están plantados y enterrados eso no será problema. Si los hemos situado expuestos por encima del sustrato, deberemos darles sombra.

Una vez los tallos emerjan, deberemos colocarlos en semisombra. Un buen cuidado de los jacintos implica no solo ofrecerles un poco de sol, sino temperaturas cómodas. Cuánto más sol, antes florecerá, pero antes se marchitarán sus flores. Cuanta más temperatura, más aceleraremos el proceso de descomposición de las flores. Por ello mismo, decía al principio del artículo que los cuidados del jacinto requieren cierto grado de atención y cuidado. La ventaja es que son bulbos muy económicos y podemos practicar en diferentes situaciones y aprender cómo florecen mejor a distintas exposiciones.

Abonado

Deben ser abonados durante el periodo de crecimiento, es decir mientras sean bulbos echando raíz o bien bulbos floreciendo. No son exigentes en la calidad del abono, así que podremos utilizar cualquier fertilizante de floración, orgánico o químico. Personalmente, para el cuidado del bulbo de jacinto me decanto por el orgánico (humus o cualquier abono de huerto).

Poda y Enfermedades

Para los cuidados de un jacinto no es necesario podarlo, ya que la planta florece y se marchita. No obstante, conviene recordar que deberemos permitir que las flores se marchiten y el bulbo se consuma un poco antes de cortar las hojas. De esta forma, tendremos un bulbo disponible para el año siguiente. También me permito recordar que el bulbo del jacinto no es muy fuerte y no suele vivir más de 2 o 3 años (como el ciclamen)

Las enfermedades que más pueden afectar la jacinto son los nematodos, un tipo de gusanos. Normalmente estos individuos suelen atacar otros bulbos también como los ajos y las cebollas. No es fácil que ataquen a nuestros jacintos en jardín.

Cómo Comprar y Plantar Jacintos

Ahora que os he explicado como cuidar jacintos, voy a explicaros cómo comprarlos. Puede parecer algo trivial, pero al ser un bulbo surgen dudas que voy a intentar resolver.

Comprar el Bulbo Crecido

Los centros de jardinería suelen vender los bulbos de jacinto plantados encima de un poco de sustrato. A menudos se hacen composiciones en macetas de tarrina o ofrecen directamente sobre una maceta pequeña en forma de yogur. No resulta difícil comprobar que las raíces salen por debajo.

Para los cuidados del jacinto en estas condiciones debemos hacer los mismo y situarlos en el lugar que más nos interese. Los sacamos de la maceta y los replantamos siguiendo el mismo procedimiento.

Los colocaremos en una zona de semisombra y regaremos para que no pase sed. Cuando la flor se pase, los podemos guardar para el año siguiente o tirar.

No hay que olvidar que es mejor comprar el bulbo cuando aún no ha sacado la flor. Si no sabemos de qué color es la flor, normalmente la tarrina será del mismo color y nos dará una pista. A veces también viene indicado en la etiqueta.

Comprar una Bolsa de Bulbos

Los cuidados del jacinto en bulbos, que se ponen a la venta en noviembre, nos ofrece 2 opciones o caminos diferentes. Podemos plantarlos a la manera tradicional o podemos plantarlos al estilo «holandés». Como ya hemos visto en el apartado anterior, es decir, plantados encima del sustrato.

Estilo Tradicional

Compraremos una bolsa de bulbos (tantos como queramos) y los plantaremos a 10-15 centímetros del suelo. No es necesario mantener mucha distancia entre bulbo y bulbo, con unos 4 o 5 centímetros será suficiente. Cubriremos con tierra y mantendremos un punto de humedad en el sustrato. El bulbo no solo tendrá que estar húmedo, sino que tendremos que cuidarlos ofreciéndoles frío y oscuridad.

Durante la primavera, cuando las temperaturas suban, los jacintos empezarán a brotar con agilidad y el proceso habrá concluido. Una vez las flores estén marchitas ya que, como digo solo florecen una vez, los podemos dejar plantados hasta el año que viene. Si vivimos en una zona muy cálida, será mejor que los saquemos, los limpiemos y guardemos en un lugar fresquito, oscuro y seco dentro de una bolsa.

Una de las ventajas de plantarlos en tierra o maceta es que los bulbos pueden multiplicarse por reproducción asexual.

Estilo Rápido

Tras comprar los bulbos en noviembre los podemos dejar en una nevera bien tapados para que pasen frío. Podemos hacerlo durante 1 mes. Luego los colocaremos encima del sustrato en un lugar frío y oscuro. Los colocaremos como los vemos en las fotos, sobre sustrato abonado. Siempre a oscuras o con muy poca luz.

Al cabo de unas semanas, notaremos que las puntas empiezan a echar tallos. En ese momento, los llevaremos a una nueva ubicación con más luz e incluso a semisombra. Lo ideal es tener los bulbos a una temperatura de 15º centígrados (3º arriba o abajo). A más temperatura, el proceso puede acelerarse, pero la flor también se marchitará antes. El cuidado de los jacintos en ese estado será el mismo que ya he descrito en el artículo.

Publicaciones Similares

0 0 votos
Valoración del Artículo
Suscríbete
Notificar a
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios