Cuidados del Limonero en Maceta

Los Cuidados del Limonero en Maceta y en Tierra

El limonero es un árbol frutal muy arraigado en la cultura mediterránea y de hoja perenne. Su origen es asiático y fue introducido en la península durante el período de ocupación musulmana gracias a las condiciones climáticas idóneas. Los cuidados del limonero en maceta son posibles, aunque se trate de una especie de gran tamaño (de unos 4 metros de altura) y que le gusta arraigar en tierra. La explotación de este cultivo en países como España, Turquía, Brasil o México se realiza mediante un cultivo intensivo en plantaciones. La capacidad de crear injertos nos da la posibilidad de un cultivo a menor escala en maceta, que podemos realizar en jardines y terrazas. Obviamente, a mucha menor escala.

Flore de Azahar

El limón (La fruta del limonero ? ) no resulta fácil comerlo directamente, aunque puede usarse en bebidas, postres o en ambientadores. La flor del limonero, al igual que la flor del naranjo, recibe el nombre de azahar. Se trata de una pequeña flor blanca que desprende un profundo y característico aroma.

Puedes Seguir mi Cuenta en Instagram 🌼

Si te apetece ver las fotos que voy añadiendo a mi feed de Instagram, puedes hacer click y seguirme.

Si estás interesado en adquirir un limonero para tu jardín y cuidarlo en maceta debes preguntar antes al vendedor qué tipo de limonero es. Por norma general, se suelen vender limones plantados, pero también limones injertados que serán de un tamaño mucho menor. Si es para maceta, lo mejor es comprar limones enanos, que darán menos fruto, pero serán menos exigentes en maceta.

Cuidados del Limonero en Maceta

Los cuidados del limonero, ya sean en maceta o plantados van a ser los mismos con pequeños matices. La maceta tiene una serie de ventajas como por ejemplo que si viene una helada podemos resguardar al árbol del frío.

Mapa Visual de los Cuidados del Limonero

Icono de Sol
Icono de árbol
Icono de Poda
Icono de Poda

¿Cuáles son los cuidados del Limonero en Maceta?

Cuidados del Limonero

Un limonero en maceta requiere una temperatura agradable y tanto sol como se le pueda ofrecer. Se deberá regar con generosidad, pero usando un sustrato que drene el agua sobrante. Como sustrato puede usarse tierra universal o tierra para cítricos que llevan un poco más de hierro en la fórmula. El sustrato se tendrá que abonar cada 3 meses y resulta necesario añadir un poco de fertilizante líquido al menos una vez al mes. Al terminar el otoño, el limonero se debe podar y así prepararlo para la siguiente estación. En ese momento se puede abonar o posponer hasta la primavera.

👉 Las 3 Reglas del Cuidado del Limonero

  • Agua en abundancia, sin encharcar el sustrato
  • Mucho sol
  • Mantenimiento: poda y abonado

Sustrato

Los limoneros prefieren tierra ligeramente ácida, pero esto no debe asustarnos. En el mercado existen tierras ya preparadas para cítricos que nos simplificarán mucho tanto el trasplante como el abonado.

¿Qué sucede si no dispongo de tierra para cítricos? Entonces usaremos sustrato universal mezclado con un poco de tierra ácida como la que se usa para hortensias. ¿Qué sucede si no tengo acceso a tierra ácida? Le añadiremos un poco de estiércol de caballo, que añadirá hierro. Si no tienes estiércol de caballo, puedes usar cualquier otro. ¿Y si no dispones de estiércol? Utiliza sustrato universal y en cuanto observes hojas que pierden el color por culpa de la clorosis férrica, compra quelato de hierro. Utilízalo siguiendo siempre estrictamente las instrucciones del fabricante.

Cuidados de un Limonero en Maceta

Riego y Agua

Durante el invierno mientras el árbol esté dormido regaremos cuando el sustrato se vaya secando. Será un riego de mantenimiento para que no se nos muera. Resulta difícil dar una pauta, pero suele hacerse cada 3, 4 o 5 días.

Durante el verano, el riego será mucho mayor. El limonero absorbe mucha agua del sustrato porque la necesita para sus frutas. En épocas de calor intenso se puede llegar a regar una y dos veces al día. No está demás aprender a regar de tarde ( o tarde noche) para dar tiempo al agua a penetrar el sustrato y empapar bien durante las noche cuando las temperaturas son más bajas. Si regamos durante las horas de calor, la evaporación será mayor.

Sol y Luz

El sol y la luz son elementos indispensables para los cuidados del limonero en maceta. Cuantas más horas de luz, mejor para el árbol. Se recomiendan unas 5 horas mínimas de sol siempre que sea posible y toda la luz que se pueda.

Si las temperaturas bajaran de 0 grados en invierno, tendremos que resguardar la maceta de frío. Lo mismo si hay rachas de viento fuerte que puedan arrancar las hojas. El limonero se siente más cómodo con temperaturas a partir de 15 grados centígrados.

Abonado ⚠

El abonado es otra de las claves para el perfecto estado de un limonero en maceta. El sustrato requerirá cumplir los requisitos descritos en la sección superior de sustrato. Lo mejor es abonar con sustrato especial para cítricos. El abono se hará siempre antes de iniciarse la primavera y a continuación cada 3 meses. Cada mes (una o dos veces) añadiremos un fertilizante líquido en el riego para ayudarle a desarrollar flores y frutos. Podemos hacerlo con guano o con productos especiales para cítricos.

Poda y Enfermedades

Los limoneros deben podarse cuando termina la temporada de frutos, pasado el otoño. De esta forma, el árbol no gastará recursos innecesarios y estará preparado para dar más frutos al año siguiente.

Los limoneros son sensibles a varios problemas y plagas.

  • Clorosis férrica (hojas amarillentas con nervios verdes). Necesidad de más hierro (ya he hablado antes)
  • Cochinilla, pulgón o araña roja. Deberán tratarse con productos ecológicos o químicos. El aceite de Neem es un buen recurso ecológico.

No podremos ingerir esos limones si tratamos químicamente al árbol.

Pautas para Macetas y Trasplantes

Si nuestro limonero es de una variedad enana que ya viene injertada del criador, no será necesario trasplantarlo. Lo más probable es que con la maceta del vivero se sintiera cómodo. Consultad antes con el vendedor. En ese caso, haciendo un primer trasplante a una maceta algo más grande será suficiente y la definitiva. Si el trasplante tiene una razón estética, elegid bien la maceta porque a los limoneros no les gustan los cambios.

Si tenemos un limonero natural, deberemos trasplantarlo cada 2 años. El procedimiento es bastante simple. En primer lugar, no lo cambiéis a una maceta enorme pensando que le estáis haciendo un favor. No es así. Hay que trasplantar siguiendo una pauta de poco a poco. Lo normal es cambiar a una maceta del doble de tamaño. De una maceta de 30cm a otra de 40cm y en 2 años a una de 50cm.

Para el trasplante realizaremos los siguiente:

  • Añadiremos una base de roca volcánica
  • Una segunda base de sustrato (ya he descrito previamente su composición pero la añado)
    • Sustrato para cítricos ( preparado ya para por el fabricante )
    • Opcionalmente algo de perlita adicional
  • Podemos regar si es verano y hace calor
  • Introduciremos el cepellón dentro del sustrato. Debe quedar entre 3 y 5 centímetros por debajo del borde de la maceta
  • Rellenaremos con más sustrato el resto de maceta hasta el borde y regaremos

Como podéis ver, los cuidados del limonero en maceta cuando hemos de trasplantar resultan bastante sencillos.

Jardinero Regando en Vivero

Los Cuidados del Limonero Plantado en Tierra

Los cuidados del limonero plantado en tierra no son muy diferentes a los cuidados en maceta. La ventaja de tener a un árbol en tierra es que podrá desarrollar todo su potencial. Esto incluye más altura y también más frutos. Aunque se pueden plantar como semilla, recomiendo comprar el limonero en un vivero porque puede pasar que el limonero que plantemos no dé fruto. Si lo vemos ya con sus pequeños limones en la tienda, nos aseguraremos de que nuestro ejemplar será generoso con nosotros.

Plantación

El limonero debe plantarse siempre en un lugar donde la tierra tenga un buen drenaje. Si no estamos seguros de lo que hay bajo ese terreno, deberemos cavar para asegurarnos de que no hay una gran acumulación de arcilla que retenga el agua. Este punto es vital para los cuidados del limonero.

También sería ideal que el lugar estuviera resguardado del viento y que recibiera las suficientes horas de sol. Recordemos que un limonero fácilmente puede llegar con el tiempo a los 3 metros.

Como consejo final, si queremos tener un limonar, será aconsejable espaciar su plantación para dificultar el avance de enfermedades entre los ejemplares si se diera el caso.

Abono, Luz y Riego

Los mismos cuidados del limonero en maceta. El riego deberá ser generoso e incrementarse durante las épocas de calor. Si no queremos tener que preocuparnos, podemos usar un sistema de riego por aspersión automático y programado.

En cuanto al abono seguiremos también los mismos pasos. En este punto merece la pena comentar que el limonero expresa fácil y rápidamente su incomodidad. Así que no será difícil ver si un abonado le sienta bien, porque notaremos un crecimiento rápido. De la misma forma, si notamos hojas amarillas o caídas, tendremos que asegurarnos de que le hemos dado los nutrientes necesarios. Cuando el árbol está plantado resulta más complicado bajarle el ph al sustrato, así que tendremos que vigilar la clorosis férrica.

Los requisitos de luz y sol serán los mismos que en maceta. Cuanta más luz y más horas de sol mejor. Si vivimos en lugares más fríos, distintos al clima mediterráneo, el árbol tendrá algo más de dificultad para desarrollarse. Lo puede hacer sin problemas si lo cuidamos y abonamos bien.

Enfermedades

Las mismas que el limonero en maceta. Lo más complicado será podarlo y es algo que deberemos hacer si no queremos que se debilite. La cochinilla, pulgón y araña roja serán sus más letales plagas. Se combaten de la misma forma descrita arriba.

Conclusiones

El limonero es un árbol de hoja perenne que podemos disfrutar en su versión más menuda plantado en maceta. Nos ofrecerá sus frutos y un olor inconfundible con sus flores de azahar. Si a esto le añadimos que los cuidados del limonero en maceta no se diferencian con el de los árboles plantados, nos podemos permitir el lujo de tener unos pocos años un limonero en nuestro jardín, terraza e incluso balcón.

Publicaciones Similares

5 1 vota
Valoración del Artículo
Suscríbete
Notificar a
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios