los Cuidados del Spathiphyllum

Cuáles Son los Cuidados del Spathiphyllum (Espatifilo)?

Cuidados del Spathiphyllum

El Espatifilo es una de las plantas de interior que más habitualmente podemos encontrar en nuestros hogares. Los cuidados del Spathiphyllum son bastante sencillos, pero a la vez muy específicos si queremos prolongar la vida de su floración. Lo más probable es que no combine bien con todas nuestras plantas, por eso es mejor tenerla separada de otras especies. No se trata de entrar en modo pánico, sino de valorar si un ambiente separado le puede sentar mejor a nuestros especímenes y de esta forma disfrutar de una planta más lozana y vigorosa.

Como curiosidad, esta planta ha formado parte de un estudio de la NASA (Un Estudio de Plantas de Interior para la Reducción de la Polución Ambiental en Lugares Cerrados). A diferencia de otras webs, me permito ofreceros el enlace del estudio completo para que lo podáis verificar por vosotros mismos. Es bastante simple y no exento de polémica. El estudio de la NASA confirma que el Spathiphyllum puede eliminar benceno y tricloroetileno del aire de nuestros hogares. Aprovecho también para dejaros el enlace de la segunda investigación sobre el mismo concepto por Wolverton.

Puedes Seguir mi Cuenta en Instagram 🌼

Si te apetece ver las fotos que voy añadiendo a mi feed de Instagram, puedes hacer click y seguirme.

El Spathiphyllum recibe otros nombres comunes como la Cuna de Moisés, Velas Blancas o Lirio de Paz, por sus hojas (brácteas en realidad) de color blanco.

Cuidados del Spathiphyllum

Los cuidados del Spathiphyllum nos obligan a ofrecer a esta planta un entorno similar al de su procedencia, que son las selvas tropicales de Sudamérica. Por eso tanto la humedad como el sol directo serán el primer elemento que cuidar. Además, el espatifilo es una planta que puede florecer todo el año si le ofrecemos las condiciones óptimas y estables.

Mapa Visual de los Cuidados del Espatifilo (Spathiphyllum)

Icono planta interior
Cuidados del Espatifilo

¿Cuáles son los cuidados del Spathiphyllum?

Cuidados del Spathiphyllum

Los cuidados del espatifilo empiezan por darle a la planta una humedad alta y una temperatura constante de entre 18 y 25ºC. Evitaremos que el sustrato se seque con riego abundante por inmersión. Le daremos, si es posible, una buena cantidad de luz indirecta, nunca sol. Para mantener la floración, abonaremos una o dos veces al mes con un compuesto rico en potasio.

¿Qué necesita el Spathiphyllum para florecer?

Cuidados del Spathiphyllum y su flor

Los cuidados del Spathiphyllum y su flor requieren: una maceta amplia, luz ambiental y difusa (nunca luz directa) y abono. Cuando el espatifilo no florece significa que le falta alguno de estos 3 elementos. Si nunca la has trasplantado, hazlo y sigue los consejos que te damos en nuestra web. Si está en una zona de la casa más sombría, muévela a una zona más luminosa con algo de humedad. Finalmente, si no la has abonado nunca, consulta con un vivero especializado la compra de un abono de alto contenido en potasio que deberás añadir con el agua de riego, al menos 1 vez cada 3 semanas.

¿Puedo Cuidar del Spathiphyllum en Exterior?

Sí, pero depende del clima de la zona donde se planta. Los cuidados del Spathiphyllum incluyen ambientes tropicales con humedad y temperaturas suaves para que se mantenga vivo. Las heladas lo matarán, si tu jardín baja de 2 o 3º durante el invierno, la planta morirá. Necesita vivir en un lugar de sombra (no de sol sombra), siempre resguardado de los rayos del sol. Finalmente, deberemos proveerle de riegos abundantes y algo de humedad. Si vemos que no puede seguir el mismo ritmo de riegos que el resto de plantas de nuestro jardín, tendremos que regarlo a medida.

👉 Las 5 Reglas del Spathiphyllum

  • Humedad ambiental. Podemos incluso pulverizar sus hojas
  • Temperatura constante: 18ºC a 25ºC
  • ❌ Nada de Sol Directo
  • Riego por inmersión y abundante durante la época de floración
  • Abono de alto contenido en postasio (K)

Sustrato

Se trata de una planta que se multiplica por rizoma y esto implica que tiene unas raíces frondosas y delicadas que podemos usar para sus reproducción. El sustrato universal servirá para mantener a la planta en buenas condiciones, pero tendrá que drenar muy bien. Para ello, podemos añadir una base de piedra volcánica que nos ayude a evacuar agua sobrante y evitar cualquier atisbo de encharcamiento. Finalmente, cuando trasplantemos podemos mezclar un poco de corteza de pino para bajar ligeramente el pH del sustrato, algo que la planta agradecerá.

Para aumentar la humedad del sustrato siempre podemos añadir algo de perlita o fibra de coco.

Consulta nuestra Guía de Sustratos:

Guía de Sustratos para Plantas

Consulta la Guía de Sustratos

En la actualidad existen en el mercado una gran variedad de sustratos disponibles para satisfacer cualquier necesidad. Nuestra guía de sustratos para plantas te puede ayudar a elegir el más adecuado.

Riego y Agua

Cuando la planta esté en período de reposo, podemos relajarnos y espaciar un poco el riego al permitir que el sustrato se seque un poco más. Durante la época de floración, el sustrato deberá estar siempre húmedo y perfectamente hidratado. Además, deberemos proporcionar humedad ambiental. Esto se consigue de dos formas, bien pulverizando agua de lluvia a las hojas o agua baja en cal, o añadiendo una base con piedras y agua.

La mejor forma de regar y cuidar el Spathiphyllum es por inmersión. Consulta nuestra guías de riego para saber cómo cuidar mejor del espatifilo

Sol y Luz

Al ser un especie de origen tropical, no le gusta nada el sol directo. Puede vivir en ambientes con mayor o con menor luz indirecta. La ventaja de esta planta es que no es demasiado exigente y doy fe de ello. Si queremos que descanse en invierno, le podemos ofrecer un lugar algo más sombrío de nuestra casa y esperarnos a la primavera para recuperarla con más luz.

El Spathiphyllum es una planta que puede vivir con temperaturas bajas, pero no resistirá las heladas.

Abonado

Podemos abonar esta planta mientras esté en época de floración con cualquier abono de floración que incluya una dosis elevada de potasio. Lo mejor es ser prudente con la aplicación de cualquier abono. Acepta también guano y humus de lombriz. Lo más práctico es incluirlo en el agua de riego, una o dos veces al mes.

No hay consenso con la frecuencia de trasplante del Spathiphyllum. Ahora bien, los cuidados del Spathiphyllum incluyen forzosamente un trasplante regular, si no cada año, al menos después de período de floración. Si no estamos listos o nos olvidamos, podemos saltarnos un año, pero a riesgo de que la planta no florezca.

¿Cuándo debemos dejar de trasplantar el Spathiphyllum? Cuando el rizoma ya no dé más de sí. Si la planta alcanza una base de aproximadamente unos 20 centímetros, será mejor podar el rizoma y dividirla. Para los Spathiphyllum tamaño mini, esto puede suceder cuando lleguen a los 10 centímetros.

Poda y Enfermedades

Cuando alguna de las brácteas blancas empiece a perder el color, deberemos cortarla por la base. Así lograremos que la planta destine recursos a crear nuevas flores y no a malvivir con flores muertas. Cuando la planta alcance un buen tamaño de base, podemos cortar el rizoma. Para ello, separaremos la base de la planta con todas las raíces del sustrato. Limpiaremos bien un cuchillo que utilizaremos para cortar la base en distintas partes.

Diferentes síntomas que puede presentar la planta:

  • Hojas marchitas o caídas: necesita más agua (muy típico de los cuidados del Spathiphyllum que no se realizan bien)
  • Hojas amarillas: suele ser causado por una plaga como los ácaros. Añadiremos agua pulverizada y limpiaremos las hojas con agua y un poco de jabón, que luego enjuagaremos todavía mejor.
  • Hojas con las puntas secas: suele indicar falta de abono

El Spathiphyllum en Vivero y Algunas Variedades

Existen una gran variedad de especies de Spathiphyllum. Por suerte, los cuidados del espatifilo no varían por especie. Las variedades más comunes que podemos encontrar en los viveros de plantas son:

  • Spathiphyllum wallisii
  • Spathiphyllum blandum
  • Spathiphyllum floribumdum

La variedad más habitual será precisamente el Spathiphyllum wallisii, que podremos encontrar en dos versiones: medida estándar y formato mini. La versión mini de Spathiphyllum a penas supera los 20 centímetros de altura, mientras que el Spathiphyllum wallisii puede llegar a 60 centímetros.

Publicaciones Similares

4.5 2 votos
Valoración del Artículo
Suscríbete
Notificar a
guest
4 Comentarios
Más antiguo
Más Nuevo Más votado
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
trackback
7 meses hace

[…] Al pothos le sienta bien la humedad ambiental. Si pulverizamos agua de vez en cuando, le estaremos ayudando. Si vivimos en un ambiente seco, podemos dejar platos con agua cerca de la planta o colocar la maceta encima de un plato con piedras y agua para que la humedad fluya hacia arriba. El poto puede combinarse fácilmente con otras plantas que quieren humedad. Por ejemplo el Spathiphyllum. […]

Ivan
Ivan
5 meses hace

Hola, tengo un Spathiphyllum y no se muy bien cual es el problema, no paran de salirle hojas nuevas pero se secan enseguida. Ahora he empezado a abonarla ya que normalmente solo le echaba agua. ¿Puede ser que se sequen porque se quemen? no está a pleno sol, pero le da atraves del cristal de una ventana.

mercedes silva carballo
mercedes silva carballo
29 días hace

Buenos días Gabriel: Mis felicitaciones por la decisión de compartir tus conocimientos a los que somos amantes de las plantas y flores. Decirte, que siempre he sido un desastre con las plantas. Todas las cuidaba igual y madre mía¡¡ menudo error. Por suerte, hace unos años que vivo en una planta baja con una pequeña franja de 12 x 2 mts. +- y es tan gratificante disfrutar de todas mis plantas y árboles que cada vez más, me intereso de como cuidarlas. Ahora me han regalado una Spathiphyllum y una Cúrcuma y bueno… ya me tienes aquí recopilando información. Muchas gracias y si me lo permites, cuando tenga alguna duda, lo consultaré contigo.