Como Cuidar de un Kalanchoe

Cómo Cuidar de un Kalanchoe. Una Flor Suculenta de Cuidados Fáciles

El kalanchoe es un planta crasa de hoja perenne, originaria de zonas desérticas y calurosas como Madagascar, Yemen, Arabia Saudí y la zona central de Australia. Cuidar de un kalanchoe resulta muy sencillo, tanto … que es la planta por excelencia para cualquier persona que quiera iniciarse en el mundo de la jardinería. Sus hermosas flores pequeñas y su reducido tamaño la convierten en una suculenta idónea para interiores. Si a eso le añadios la facilidad de los cuidados del kalanchoe, tendremos un precioso jardín en maceta dentro de casa con poco esfuerzo.

Con poco más de 100 especies, es una familia de plantas que no tiene gran variedad. Las más bonitas son fáciles de encontrar en vivero. Algunas especies pueden llegar a medir 1 metro, pero la mayoría de ellas apenas pasarán de los 40 centímetros. Sus flores ofrecen colores vivos y variado y sus hojas son carnosas y de un intenso color verde. Precisamente, la función de esas hojas tan verdes es la de almacenar los nutrientes y el agua.

Puedes Seguir mi Cuenta en Instagram 🌼

Si te apetece ver las fotos que voy añadiendo a mi feed de Instagram, puedes hacer click y seguirme.

Como Cuidar del Kalanchoe

Para cuidar de un kalanchoe, solo tendremos que contemplar 3 variables importantes: la luz, el riego y la temperatura. Como ya apuntábamos, estos tres condicionantes son mejores dentro de un hogar, o al menos mucho más controlables. Los cuidados del kalanchoe en jardín o terrazas depende mucho de la zona en la que vivas y de la estación. En primavera y en verano es cuando esta planta suculenta se siente más a gusto y feliz.

⚠ Hay que vigilar si plantamos kalanchoes en jardín que no los mezclemos con otro tipo de plantas que requieran más agua en el sustrato. Los kalanchoes combinan mejor con cactus y otro tipos de plantas crasas. Deberemos pensar en hacerles un hueco en nuestro jardín exclusivamente para estas especies.

Mapa Visual de los Cuidados del Kalanchoe

Icono de Planta Crasa o Cactus
Icono de Planta con Flor
Icono de Planta en Flor

¿Cuáles son los cuidados del Kalanchoe?

Cuidados del Kalanchoe

Los kalanchoes necesitan mucho sol y una temperatura cómoda de entre 15 y 25 grados centígrados. Si la temperatura es más alta, deberemos protegerla un poco del sol. Regar cuando el sustrato se haya secado por completo, y nunca encharcarla con agua. Adicionalmente, podemos añadir un sustrato de cactus y también abonarla una vez al año.

👉 Las 3 Reglas del Kalanchoe

  • Temperaturas agradables
  • Luz del sol
  • Riego muy moderado

Sustrato; Como Suculentas

El sustrato deberá tener un drenaje muy bueno, que permita evacuar rápidamente el agua e impida el encharcamiento. En viveros venden sustratos específicos para cactus y plantas suculentas. Se le podría echar un poco de arena adicional para favorecer la evacuación o bolas de roca volcánica al fondo de la maceta con el mismo objetivo.

Es probable que si cuidamos bien de esta suculenta tengamos que trasplantarla cada dos años. Para ello deberemos seleccionar una maceta de mayor tamaño y realizar el trasplante en primavera.

Riego y Agua: Muy Moderado ⚠

Se debe regar únicamente cuando la tierra de la maceta esté completamente seca. Siempre es mejor pecar de poco riego, que de exceso. En verano y primavera, una planta crasa podrá regarse una vez cada 7 o 15 días, dependiendo siempre de su ubicación: humedad ambiental, temperatura etc. En la época de frío hay reducir aún más el riego y si las temperaturas están por debajo de los 8º, incluso interrumpirlo.

Si plantamos nuestros kalanchoes en maceta de barro conseguiremos algo más de transpiración y aceleraremos la evaporación del exceso de agua.

Sol y Luz: A Tope

Cuidados del kalanchoe

Para cuidar un kalanchoe correctamente hay que darle mucha luz y sol a discreción del lugar donde lo pongamos. En exterior deberemos vigilar que no alcancemos temperaturas muy elevadas. Un kalanchoe vive feliz con una temperatura de entre 15 y 25 grados centígrados.

Abonado

Podemos abonar los kalanchoes durante la primavera y el verano para que den flores bonitas. Para ello podemos elegir un abonado líquido especial para cactus o usar un abonado con alto contenido en potasio que probablemente sea algo más económico y tengamos más a mano.

Poda y Enfermedades

Por norma general, los cuidados del kalanchoe no incluyen la poda. Deberemos retirar o cortar los tallos florales cuando se debiliten y empiecen a caer. Podemos hacer esta operación durante el invierno, si la planta entra en reposo por el descenso de las temperaturas. Esto solo suele suceder si tenemos la planta en exterior. En interior, el kalanchoe acostumbra a florecer de forma regular.

Esta planta no está exenta de problemas con las plagas, aunque hay más posibilidades de que seamos nosotros el causante si lo hacemos mal . Deberemos cuidar de un kalanchoe sobre todo evitando el exceso de agua. Si la regamos en exceso el kalanchoe adquirirá una aspecto alicaído y las flores se debilitarán. Hay hongos que pueden afectarle y también plagas como la cochinilla o los caracoles. Dentro de casa resulta mucho más improbable.

El Kalanchoe en Vivero

Algunos viveros suelen tratar al kalanchoe como una planta de interior. Lo cierto es que puede vivir tanto dentro de casa como en exteriores, por ejemplo en una jardinera colgante. Le gusta mucho el sol, de ahí que catalogarla como planta de interior no sea tan acertado como parece. Lo primero es valorar las ventajas en ambas situaciones ¿Dónde puedo situar mis kalanchoes para que estén sanos ya sea en jardín o terraza o dentro de casa? En segundo lugar, deberemos valorar el efecto estético.

Kalanchoe Blossfeldiana

Otra de los inconvenientes de estas plantas en el vivero es que suelen traerlas en macetas muy pequeñas. Estoy muy familiarizado con criadores que hacen crecer el kalanchoes demasiado y la planta se mueve con el peso. Si os fijáis bien cuando vayáis a la tienda, a menudo los envuelve con un plástico transparente para sujetar el racimo.

El Kalanchoe y sus Variedades

Los cuidados del kalanchoe son los mismos para sus variedades. De entre todas las que podemos encontrar en viveros, destaca una especie que es la más cultivada y reproducida para vender en tiendas. Se trata del kalanchoe (Kalanchoe Blossfeldiana) que florece bien durante la primavera y el verano. Aunque si está bien cuidada, la planta puede florecer durante casi todo el año en interiores. Sin duda también es la más fácil de cultivar para vender y la más bonita porque dispone de una amplia variedad de colores. Los más habituales son los blancos, rosas, rojos y amarillos.

Esta es la lista de kalanchoes que he podido ver por distintos viveros a lo largo de los años:

  • Kalanchoe uniflora
  • Kalanchoe tomentosa
  • Kalanchoe pumila

En general no dejan de ser plantas crasas que florecen con sus peculiaridades.

El Kalanchoe No Cura el Cáncer

En Google y Youtube podrán leerse muchas informaciones que relacionan el consumo de kalanchoe con la cura del cáncer. Hay artículos en los que se recomienda su ingesta vía infusión o mezclada con hortalizas. Aseguran que funciona como una especie de quimioterapia casera. Lo que hay que destacar sobre esta información es que se trata de una mentira que no tiene ninguna validez científica.

El consumo de kalanchoe no solo es perjudicial sino que puede tener serios efectos secundarios. Para más información, remito al artículo de la web Maldita.

Mejor utilicemos el kalanchoe como planta de interior para decorar nuestras habitaciones.

Galería de Imágenes de Kalanchoes

Última actualización del Artículo: 18/11/2020

Publicaciones Similares

5 1 vota
Valoración del Artículo
Suscríbete
Notificar a
guest
1 Comentario
Más antiguo
Más Nuevo Más votado
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
trackback
6 meses hace

[…] más serradas. Tanto por textura como por rugosidad, recuerdan a las hojas de las prímulas y las kalanchoes. Otras especies de Senecio son, en verdad, plantas suculentas, por ejemplo la cineraria marítima […]