El Cuidado de los Anthemis. Variedades de Manzanilla y Margaritas

Es probable que hayas llegado a este artículo buscando o preguntándote sobre el cuidado de los anthemis. Puede que hayas comprado una planta en un centro de jardinería y desees algo más de información al respecto. Si lo único que te interesa es la información esencial, la tienes más abajo.

Ahora bien, dentro de mis limitaciones científicas, me gustaría simplificar la información que irás encontrando en google y, a diferencia de lo que suelo hacer, empezaré hablando de las especies y variedades de anthemis más comunes. Estoy convencido de que una pequeña aclaración ayudará al lector a situarse con el tipo de plantas de las que estamos hablando.

Puedes Seguir mi Cuenta en Instagram 🌼

Si te apetece ver las fotos que voy añadiendo a mi feed de Instagram, puedes hacer click y seguirme.

Disclaimer: No soy biólogo, ni botánico por lo que todos mis comentarios sobre terminología científica se fundamentan en conocimientos que he ido adquiriendo a lo largo de los años, basados en la experiencia y la búsqueda de información.

¿Qué Es un Anthemis?

Los anthemis son un género de plantas que pertenecen a la familia de las Asteraceae. Son muchas las variedades que se venden y cultivan de los Anthemis dependiendo de cada variedad, sus hojas son amarillas o blancas. También se comercializan variedades en colores intensos: rojos, rosas y violáceos.

Algunas de las especies reciben el nombre de manzanillas, por ejemplo: Anthemis arvensis, Chamaemelum nobile y Matricaria chamomilla (la manzanilla infusión que tomamos). Otras especies se asemejan mucho a las margaritas y, por experiencia sé que los clientes las confunden. Se trata de: Anthemis maritima, y Anthemis tinctoria.

En cualquier caso, para entender el cuidado de los anthemis debemos saber que se trata de plantas vivaces. Mientras no pierdan las raíces, o se quemen vuelven a brotar después de un periodo demasiado caluroso o excesivamente frío. De ahí que sean plantas muy fáciles de cuidar siempre que no descuidemos su mantenimiento.

En jardín, los anthemis suelen adquirir un tamaño algo voluminoso, aunque no suelen sobrepasar los 60 centímetros. Si realizan una floración intensa, gracias a una buena temperatura, es muy probable que la planta se bambolee.

Los Anthemis son Margaritas?

No. Aunque las margaritas y los anthemis pertenecen a la familia de las asteraceae, no son la misma planta. Coincide que son especies con una flor muy similar de pétalos blancos y disco amarillo. Las margaritas pertenecen al género «bellis», el nombre científico de la margarita común es: Bellis perennis.

Mapa Visual del Cuidado de los Anthemis

¿Cuáles son los cuidados del Anthemis?

El cuidado de los anthemis es fácil tanto en jardín como en maceta. Necesitan sol (varias horas, mínimo 3 o 4 ) y un riego generoso que humedezca bien el sustrato (sobre todo en verano), pero que no los ahogue. Vigilaremos en regar sin mojar las flores y abonaremos con un producto granulado al principio de la primavera y al principio del verano. Los plantaremos en jardín a una distancia de 50 centímetros uno de otro o en maceta.

👉 Las 3 Reglas para Cuidar un Anthemis

  • Luz directa del sol
  • Riego generoso en verano
  • Uso de abonos para potenciar la floración

Sustrato

Con relación al sustrato si lo tienes ubicada en maceta, puedes hacer uso de un sustrato universal, no necesitas trabajar con mezclas. El anthemis no es un planta exigente. Ahora, si la tienes en el jardín, es mucho mejor, ya que los anthemis tienden a crecer en todo su esplendor cuando echan raíces.

Lo que sí es siempre recomendable, es que puedas dejarle un buen drenaje, recuerda que las plantas necesitan un nivel de agua específico, no porque le añadas más le vas a hacer un bien, cuidado con ello.

Riego y Agua

El agua y el riego es un elemento esencial en el cuidado de los anthemis. Aunque pueden pasar algo de sed y recuperarse bien, en verano y con temperaturas altas no lo harán. Recuerda que, aunque pierda la flor y la planta decaiga, son vivaces y volverán a brotar.

En épocas de temperaturas bajas, debes hacerle seguimiento y regar cuando la notes algo seca. En verano deberás hacerlo con mayor frecuencia, por lo menos de tres a cuatro veces por semana. Recuerda regar preferiblemente cuando la temperatura esté más baja (de noche) y nunca en el momento de más calor, porque el agua se evaporará tan rápido, que el anthemis no tendrá tiempo a hidratarse. Al regar de noche, la humedad del sustrato facilita la recuperación.

Sol y Luz

En cuanto el sol y la luz que requiere tu Anthemis, debe ser exposición a pleno sol, esa es su naturaleza, claro debes vigilarla en todo momento para que sus hojas no se deterioren. A grandes temperaturas ( por encima de los 30º ) y a pleno sol, empezarán a pasarlo mal. Para cuidar bien de tus anthemis deberás vigilar en verano. Si fuera necesario poda las partes quemadas del sol.

⚠ 👉A menudo los anthemis durante las horas de más calor inclinan los tallos y parecen estar decaídos y sedientos, pero se trata de una medida de protección. No hay que entrar en pánico, ni preocuparse si están bien cuidados. Si dudas, comprueba si los tallos y las hojas remontan hacia la noche; eso será el síntoma inequívoco de que la planta está bien. Si de noche sigue alicaída, es probable que te hayas excedido con el agua o tenga algún problema.

Los anthemis soportan bastante bien el frío y pueden sobrevivir a temperaturas de pocos grados bajo cero, más o menos unos 5 grados negativos. Durante el invierno, protégelos de las heladas.

Abonado

En jardín, el anthemis tendrá más fuerza para crecer y es probable que necesite muy poco abono. Tal vez al principio de la temporada con abono granulado. En maceta podemos añadirle cada 3 semanas abono líquido con guano para estimular la floración, aunque cualquier abono líquido para plantas en flor funcionará bien.

Hay que vigilar al podar porque muchas veces estas plantas acaban peladas del tronco inferior y pierden base muy rápidamente. Aparece entones un tronco pequeño, y la planta se espiga hasta tal punto que cede a la presión y el ejemplar no puede volver a ponerse recto, hay que entutorarlos o podarlos más.

Si tienes dudas, añade cualquier abono granulado al principio de cada estación de floración, es decir, al principio de la primavera y el verano.

Poda y Enfermedades

Para hacerle mantenimiento, retira todas las hojas marchitas, para que den lugar a la llegada de nuevas hojas. A principios de primavera dale una forma redonda, podando la planta ligeramente, toma como referencia 1/3 de altura de los tallos.

Las enfermedades que suelen atacarla, están relacionadas con la presencia de los pulgones, los cuales, en caso de aparecer, puedes tratarlos con tratamientos especiales anti pulgones. Revisa tu planta constantemente, a fin de detectar a tiempo la llegada de cualquier intruso y tomar los correctivos necesarios de manera oportuna.

Créditos de la Foto de Portada:

Anthemis tinctoria

Publicaciones Similares

0 0 votos
Valoración del Artículo
Suscríbete
Notificar a
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios